Los antecedentes de la Orden Teutónica en España datan de 1219 del sequito nupcial de la Reina Doña Beatriz de Suabia, hija de Felipe, Duque de Suabia y la Princesa Irene Ángelo, hija de Isaac II Emperador de Constantinopla.
 
A la muerte de su padre, Doña Beatriz permaneció bajo la tutela de Federico II de Hohenstaufen, Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, que concedió su mano para contraer matrimonio con Fernando III, Rey de Castilla.

Dada la corta edad de Beatriz (14 años) y para que no tuviera nostalgia de su tierra germana, su marido, el Rey Fernando III el Santo concedió al Prior y a los Caballeros de la Orden Teutónica que llegaron a Castilla con el sequito de doña Beatriz el Santuario de Nuestra Señora de los Castellanos de la Mota de Toro, como se llamaba entonces esa Villa,( hoy denominada Mota del Marques en la provincia de Valladolid limítrofe con Zamora) cuyo privilegio fue firmado en Burgos el 20 de junio de 1222, creándose a la vez el único Priorato que la Orden tuvo en España.
 
Además de la Ermita el Rey también les donó los lugares de Morales y Benafarces que eran de la jurisdicción de Toro, y el lugar de los Griegos, que había pertenecido hasta entonces al monasterio cisterciense de la Santa Espina.
 
La Reina Beatriz veía desde los aposentos de su castillo, la Ermita y el hospital del Priorato, visitando con mucha frecuencia a la colonia alemana que llegó con ella a Castilla, acudiendo regularmente a los actos religiosos oficiados por el Prior Teutónico.
 
Tuvo 10 hijos y falleció en Toro provincia de Zamora en 1235 siendo enterrada en el Monasterio de las Huelgas Reales en Burgos. Su muerte fue muy dolida en toda Castilla y Leon y su figura histórica es recordada por su pacificador e inteligente hacer entre los litigios limítrofes de las provincias de Zamora (Leon) y Valladolid (Castilla)
 
En 1258 su hijo primogénito el Rey de Leon y Castilla y Archiduque de Suabia Don Alfonso X el Sabio que entre su formación destacaban su perfecto conocimiento de los idiomas Latín y Alemán, y así como la profunda huella filosófica que aprendió en su infancia de los Caballeros Teutónicos, mandó trasladar en 1279 los restos de su madre junto a los de su padre a la Catedral de Sevilla que desde entonces allí descansan.

El Santuario de la Ermita de los Castellanos se convirtió en un suntuoso Monasterio y Casa de la Orden, a cuyos Caballeros se les llamaba también Caballeros de la Virgen por su colaboración religiosa y militar con el Rey de Leon y Castilla en la expulsión del territorio patrio de la Península Ibérica a los invasores musulmanes africanos.

Los Caballeros Teutónicos son los artífices del bautismo a las tierras Hispanas liberadas de infieles con el nombre de “Tierra de María Santísima” denominación que perdura hoy. (España Tierra de Maria)
 
En el libro-índice del Priorato, que dio comienzo por Hernando Rodríguez en 1526, dice que “la Orden Teutónica que milita debajo del Hospital de Jherusalem como la Orden del Sant Johan y ansi tiene sus banderas contra los infieles”. Más adelante añade refiriéndose al Priorato diciendo: “Está esta iglesia de Santa María de los Castellanos sita junto a dicha villa de la Mota, diócesis de Zamora, que es a tres legua de la cibdad de Toro y en toda España no hay otra de esta Orden. Proveyéndola en dicho Maestre de Prusia, e son profesos los Comendadores y freires della, el habito blanco y la cruz negra en el pecho sobre el habito llana de terciopelo negro”.
 
Al frente de este Priorato Teutónico de la Mota, estaba el Prior con Freires alemanes y varios seglares al servicio de la iglesia y del hospital anejo.

Herman Von Salza, 4º Gran Maestre de la Órden visitó el Priorato en Castilla en 2 ocasiones y los otros Grandes Maestres de la Órden Teutónica desde 1219 mantuvieron unas relaciones de privilegio con todos los Reyes de España hasta Carlos II (1700).

Fueron destacadas las excelentes relaciones de los Grandes Maestres de la Órden Teutónica, Maximiliano, Carlos, Leopoldo y Carlos José de Habsburgo con los distintos Reyes de España de la casa Imperial de Habsburgo.
 

Con la llegada a España de la Dinastia Capetiana, las relaciones entre el Estado Español y la Órden Teutónica fueron de un perfil más discreto.

En la primera época los Priores fueron siempre alemanes; en 1255 está fechado un documento dirigido al honorable Eberhardo de Mossberg, Prior de la Casa Teutónica en España.

En 1282 le sucedió como Prior Volmar de Berhnhausen, el cual murió en combate contra los lituanos. A su vez había un intercambio de Caballeros Calatravos en Alemania con residencia en Tymau, a orillas del Vístula.

El Priorato Teutónico mantuvo relaciones discretas con todas las Órdenes Militares Hispanas, siendo de singular relevancia la colaboración militar con la Órden de Calatrava con la que tuvo una relación absolutamente privilegiada y fraternal.
 
El primer Prior natural Hispano fue Frey Juan Alonso de Vezdemarbán, que figura como otorgador de documentos en 1355. Ochenta y cinco años más tarde el Papa Eugenio IV, en 1440, concedió el Priorato Teutónico a Pedro Gundisalvo, Procurador General de la Reina y Prior de los Caballeros del Santo Sepulcro de Toro. Otro Prior natural de la Villa de la Mota, fue Frey Juan de la Mota, al que se le plantearon litigios respecto a determinados bienes del Priorato y que pudo resolver con el tiempo.
 
También fueron Priores españoles Juan de Bullón, que recibió el Priorato directamente del Gran Maestre en Prusia, y Diego del Castillo, que cedió muchas de las tierras que el Priorato poseía a favor de Rodrigo de Ulloa, Señor de la Mota, y Contador Mayor de los Reyes Católicos, con la contraprestación por este último del pago anual de 35.000 maravedís, según consta en un documento testimoniado en 1488 que se conserva en el archivo parroquial de la Mota, murió en 1514.

SECULARIZACIÓN DE LA ORDEN Y SU AFECTACIÓN AL PRIORATO DE ESPAÑA

El hecho crucial que afectó al Priorato Teutónico de España, al igual que a otros Prioratos de otros países de Europa, fue la Asamblea de la Dieta de Worms, celebrada entre el 28 de enero y el 25 de mayo de 1521, que presidió el Rey Carlos V de Alemania (I de España) con el nuncio del Papa, el Cardenal Girolamo Aleandro, sentenciando ambos de herejía al movimiento protestante de Lutero y expulsándole de la Iglesia Católica.

En 1525, el Maestre Teutónico Alberto I de Prusia, se convirtió al Protestantismo creando con este hecho la secularización y división de la Orden totalmente desvinculada del Vaticano.

El Prior Teutónico de España, Constantino del Castillo, sobrino del anterior Prior Diego del Castillo, recuperó muchas de las propiedades que su tío había vendido o permutado y viendo los acontecimientos acaecidos en Alemania y la conversión del Gran Maestre de la Orden al Luteranismo, Constantino se alejó de él al igual que hicieron otros Priores de otros países de Europa y visitó directamente al Papa León X en Roma ofreciéndole su lealtad y la ratificación de la catolicidad del Priorato Teutónico de España. El Papa, en agradecimiento, le nombró Conde Latarense y Noble del Sacro Palacio Apostólico, así como con ese gesto de afirmación de Católico el Emperador Carlos I de España (V en Alemania) le otorgó su favor político.
 
En este contexto, el Papa determinó poner el Priorato bajo la protección de la Santa Sede, la cual instituyó la creación de siete Capellanes perpetuos presididos por el Capellán Mayor y auxiliados por dos Sacristanes, retribuyendo la dotación con una cantidad anual que no excedería de 120 ducados de oro de Zamora, solución que aprobó el Papa Paulo IV a finales de 1565, conservando así mismo las propiedades del Priorato en las provincias de Jaén, Sevilla y Toledo.
 
A partir de 1575, el Priorato de España, de confesión netamente católica, se mantuvo totalmente desvinculado de la Orden Teutónica dirigida por protestantes luteranos, permaneciendo directamente vinculado con el Vaticano y bajo la protección política del Rey Felipe II de España.
 
En 1606, con la llegada al Maestrazgo Teutónico del Emperador Maximiliano de Austria, hubo un conato de entendimiento entre el Priorato católico autónomo español y la rama teutónica católica que en ese momento representaba el nuevo Gran Maestre de la Casa de Habsburgo austriaca, diluyéndose progresivamente la relación con la desaparición de los Habsburgo en España y la llegada al trono español de los Borbones en el año 1700.
 
Los Capellanes españoles de designación vaticana continuaron durante más de dos siglos vinculados también de una manera discreta con los Maestres Teutónicos, ya que consta una carta de un Canónigo de Palencia en 1777 dirigida al entonces Duque de Alba y Marqués de Mota, en la que se hace referencia al hecho.
 
El 24 de abril de 1809, Napoleón Bonaparte decretó la disolución de la Orden Teutónica en toda Europa confiscando sus bienes y arrasando sus Casas, siendo destruidos por los franceses en España en el año 1810 el Convento, el Castillo y el Hospital del Priorato en Mota del Marqués, pero quedando subsistente la Ermita aneja a la Iglesia parroquial de San Martin sin que posteriormente en los siglos XIX y XX el Priorato se volviera a restaurar.
 
Siglo XXI – Soberanos Caballeros Teutónicos de España
 

LEGITIMIDAD

Priorato de España de la Soberana Orden Militar y Hospitalaria de Santa María de Jerusalén Teutónica Dinástica de Suabia (Orden Teutónica Dinástica).

LEGALIDAD

Registro Nacional del Ministerio del Interior y el de Entidades Culturales Ciudadanas

RECONOCIMIENTO

Los Soberanos Caballeros Teutónicos de España reconocen y admiran la labor Social de los Hermanos, Sacerdotes y Monjas Profesos de la Orden Eclesiástica de Viena.

CARACTER

Católica, Mariana, Hospitalaria, Militar y Dinástica sin ningún ánimo de lucro ni mercantil.

DEFENSORA

De la Iglesia y de los milenarios valores culturales Cristianos asi como de la Civilización Occidental de Europa

PEREGRINA

A los Santos Lugares de la Cristiandad y además a Templos, Fortalezas y Monumentos con especial relevancia a los de la Órden Teutónica

VINCULACIONES

Carece absolutamente de vinculación a ningún partido político, sindicato o secta.

ORDENANZAS

Rígese por los más nobles ideales de tradición de la Caballería Teutónica.

PARTICIPADORA

En restauración y conservación del Patrimonio Cultural Cristiano, Santuarios, Catedrales, Iglesias, Ermitas, Fortalezas, Castillos y Monumentos con especial relevancia a los de la Órden Teutónica

ACTOS SOCIALES

Ayuda asistencial y caritativa a enfermos y necesitados en asilos y hospitales.

Asistencia a eventos, procesiones y desfiles. Conferencias religiosas, culturales y militares

ESTUDIOS

Antropología, Arquitectura, Arqueología, Historia y Teología.